Comunicación y Energía en España y América Latina

Comunicación en el sector de la energía: Un gran reto


Comunicar en el sector de la energía puede resultar complejo. Mientras sus actividades están estrechamente ligadas con el público general y su día a día, los procesos, términos y conceptos que se utilizan regularmente en su interior son de difícil comprensión en el exterior.
Este espacio es un foro en el que reconocidos expertos analizan el desarrollo reciente de la comunicación en el sector de la energía desde diferentes posiciones, o revisan la actualidad y perspectivas de la industria de manera sosegada. Asimismo, para tomar el pulso del sector, un barómetro recoge mes a mes cuáles son los principales temas acontecidos, quiénes son los agentes más activos y qué medios y periodistas destacan en la cobertura de las noticias.

Opinan los expertos

LAS TENSIONES DEL SECTOR ENERGÉTICO

Cristina Amor Soto

Directora Ejecutiva del área de Comunicación y Energía de LLORENTE & CUENCA

Se acerca el cierre de la actual legislatura y, como es natural, todos los sectores hacen su hoja de ruta ante el nuevo gobierno que se avecina. Hacemos un repaso por el estado de las distintas industrias del sector energético y sus reivindicaciones para el año próximo.

Si les parece bien, empecemos por las renovables, en concreto por las fotovoltaicas, uno de las industrias más activas en el plano mediático en los últimos tiempos. En cuestión de un mes, se han agrupado en la Unión Española Fotovoltaica (UNEF) para hacer frente común a los requerimientos de la industria de cara a los recortes previstos en las primas. Alegan que es la fuente energética que más ha logrado reducir sus costes en los últimos años. Lo último, han pedido al Gobierno que se les exima del peaje a la generación eléctrica. Por si acaso, mueven ficha también con el PP para conocer hasta cuánto rebajarían los recortes. Por otro lado, la eólica augura pérdidas de más de 15.000 puestos de trabajo, casi la mitad del sector, según manifestó la Asociación Empresarial Eólica (AEE). Ayer, el consejo rector del Observatorio de Relaciones Laborales del Sector Eólico, del que forman parte empresas y sindicatos, rechazaban el borrador de real decreto elaborado por Industria para regular el sector a partir de 2013.

En cuanto a las eléctricas, continúan su pugna por la reducción del déficit tarifario que ha sido congelado hasta nueva vista. Con este panorama, intentan trasladar el debate a cuadrilátero europeo para ver si así reúnen fuerzas. Se mueven bien en ese terreno, si cabe como precedente que ya consiguieron en su momento aplazar las ayudas al carbón, que finalmente se aprobaron hasta 2018, dejando la partida más o menos en tablas, para gusto de unos y disgusto de otros. Sigamos atentos.

El petróleo simplemente avanza muy pendiente de que se calmen los conflictos generados por la primavera árabe, que han puesto en jaque fuentes importantes de crudo como las de Libia. Con independencia de los asuntos puramente energéticos, la actualidad de los medios sigue acaparada por las operaciones corporativas.

Por otra parte, el debate nuclear se dirime en un ámbito supranacional en el que mucho tiene que decir la Unión Europea que sigue inspeccionando el estado de las centrales para asegurar la viabilidad del sistema. En relación con la energía nuclear, la cuestión se cierne entre definir un sistema energético con o sin ella. De momento, sólo Alemania, Suiza e Italia renuncian. También queda por ver dónde se colocará el costoso cementerio de residuos nucleares situado hasta ahora en Francia.

Este es un simple dibujo del horizonte en el sector para los próximos meses con muchos elementos por resolver: mix de generación caro, marco regulatorio inestable, déficit tarifario creciente, ciclos combinados semiparados, subvenciones a las renovables, sistema marginal de fijación de precios, etc. ¿Más ruido, más nueces? En este caso, todo está por ver porque vienen tiempos duros tanto para España como para Europa.